Cuando un joven emprendedor – por ejemplo abogado, psicólogo o arquitecto – decide aventurarse a invertir en el alquiler de un despacho, debe tener en cuenta que la imagen que proyecta hacia sus clientes a través de su espacio de trabajo marcará su trayectoria.

La imagen de marca comienza a construirse desde el lugar donde se desarrolla la actividad empresarial. En este caso, si nos centramos en el mundo de la abogacía y hablamos de un joven abogado, su despacho servirá también como punto de encuentro con los clientes representados, por tanto, su imagen de marca estará relacionada con el lugar que visitará el cliente para solucionar sus asuntos legales.

Moderno, acogedor, cómodo… Estas son algunas de las características básicas que debe tener el lugar de trabajo de un abogado. El objetivo es que el cliente se sienta confortable y el espacio donde se desarrollarán las citas debe trasmitir seguridad y profesionalidad.

7 ELEMENTOS IMPRESCINDIBLES PARA EL DESPACHO

Desde OFFICE Madrid hacemos un listado con 7 elementos y características imprescindibles que debe tener el despacho de un abogado emprendedor.

  1. Ubicación – la decisión de alquiler de un despacho debe estar directamente relacionada con la ubicación. La localización es básica e influirá sobre la afluencia de clientes y su comodidad a la hora de desplazarse hasta allí. Grandes capitales con centro de negocios como Madrid, cuentan con una amplia oferta de despachos para profesionales.
  2. Luz natural – contar con luz natural en el puesto de trabajo aporta beneficios a la salud y aumenta la productividad.  Además, permite reducir el consumo de luz artificial con las ventajas que ello conlleva.
  3. Mobiliario – en el momento de comenzar a desarrollar la actividad comercial es necesario tener un número mínimo de muebles que permitan trabajar en el día a día. Es preferible contar con pocos muebles pero adaptados a la actividad y que aporten comodidad.
  4. Mesa de trabajo – si la mesa de trabajo va a ser la mesa en la que se interactúe con el cliente, debe estar despejada al máximo para mostrar orden y transparencia. A la hora de conversar con el cliente, éste se sentirá más cómodo si la mesa de trabajo de la persona que está contratando está ordenada. Además, será uno de los instrumentos de trabajo y debe facilitar la actividad laboral.
  5. Sillas – el despacho debe tener, por una parte, una silla de trabajo adaptada a la fisionomía del profesional y, por otra parte, sillas que servirán para recibir a los clientes. Todas deben estar en consonancia con la decoración del despacho y guardar una línea estética entre ellas, además de estar en un estado óptimo para dar una imagen impecable.
  6. Armarios – el almacenaje es muy importante para dar sensación de orden y limpieza. Por tanto, el despacho debe disponer de armarios acordes al resto de la decoración y que además estén adaptados a las necesidades del día a día – archivadores, cajones, baldas, estanterías…-.
  7. Decoración – en los pequeños detalles está la diferencia. Imprimir un sello personal a un espacio limpio y ordenado es importante y transmitirá personalidad. Por tanto, aunque la mesa de trabajo  debe estar lo más despejada posible, es importante aportar algún elemento decorativo personal.  Tanto el cliente como el profesional se sentirán más cómodos y en un lugar más acogedor.

En OFFICE Madrid ofrecemos la posibilidad de alquilar despachos para abogados perfectamente amueblados y equipados con acceso 24 horas los 365 días del año y adaptados a las necesidades de los profesionales.

 

Share This