A priori, el concepto de teletrabajo conlleva una percepción positiva con respecto al ambiente laboral, el esfuerzo y el bienestar del trabajador ya que posee una serie de connotaciones favorables como: mejor asignación de tiempos, más tranquilidad para el trabajador, ambiente familiar… Pero también existen un conjunto de retos asociados que pueden transformarse en grandes desventajas para los profesionales. Desde OFFICE Madrid, analizamos las desventajas que conlleva el teletrabajo y apoyamos el desarrollo de alternativas profesionales como los espacios de coworking.

El último informe emitido por la Organización Mundial del Trabajo (OIL) -“Trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar: consecuencias en el ámbito laboral”- pone de manifiesto las ventajas de desarrollar la actividad laboral a través del teletrabajo, pero también subraya las desventajas relacionadas con esta práctica y los retos a los que se tiene que enfrentar el profesional que decide teletrabajar.

La OIL cita las siguientes desventajas: “la tendencia a trabajar más horas, la superposición entre el trabajo remunerado y la vida personal (interferencia trabajo-casa) y, como consecuencia, la intensificación del trabajo.”

Cuando un trabajador decide desarrollar su actividad laboral desde casa, se tiene que enfrentar a una serie de retos que pueden dificultar su jornada laboral y a medio y largo plazo observar efectos negativos sobre sus resultados y rendimiento. Tanto el establecimiento de la ubicación profesional en el domicilio particular o la inexistencia de un lugar fijo de trabajo, pueden provocar situaciones de estrés, en el primer caso, por la difícil conciliación entre la vida familiar y la laboral; y en el segundo, por las adversidades a las que se enfrentan los profesionales con un alto nivel de movilidad –pérdida de tiempo, gastos de transporte, falta de familiaridad con un sitio fijo de trabajo-.

Otra de las desventajas asociadas al teletrabajo es que los trabajadores pueden sentirse aislados y desconectados por falta de interacción social. Además,  también puede haber una falta de estructura y planificación que repercute directamente en el trabajo y en la vida familiar del empleado con situaciones de estrés.

El establecimiento del lugar de trabajo en un espacio de coworking en grandes ciudades como Madrid, ayuda a velar por el “derecho a la desconexión”, es decir, que el trabajador cuente con un lugar físico donde desarrollar su actividad laboral más allá de su familia. Esta decisión puede aportarle una serie de ventajas como: networking, reducción de costes, confort y comodidad y aumento de la motivación.

En OFFICE Madrid, contamos con oficinas de coworking situadas en el centro de Madrid, que se convierten en la respuesta definitiva para evitar el estrés del teletrabajo, con cómodos espacios de trabajo, perfectamente equipados y con acceso 24 horas a las instalaciones.

Share This