A la hora de crear una PYME, la creencia extendida es que las personas emprendedoras necesitan realizar una gran inversión en un espacio físico para desarrollar su actividad laboral. Parece que la única forma de establecerse y construir una apariencia profesional y una imagen de marca consistente es a través de una gran oficina en una ubicación perfecta. La gran desventaja de esto es que las localizaciones estratégicas y los espacios disponibles en ellas conllevan un gasto de establecimiento elevado y unos costes fijos que dificultan el balance entre costes e ingresos de las pequeñas y medianas empresas, especialmente en sus inicios. La solución está en las oficinas virtuales.

LA OFICINA VIRTUAL: UNA SOLUCIÓN PARA LAS PYMES

Más allá de la dificultad de encontrar una ubicación óptima, hay que tener en cuenta que hoy en día, una de las principales razones del fracaso de los pequeños negocios es la imposibilidad de afrontar el pago de alquileres. Es por ello que las PYMES han desafiado a la tradición y se han apoyado en las nuevas tecnologías para superar los obstáculos asociados a poseer una oficina física. De esta manera surge una nueva tendencia en el establecimiento de pequeñas y medianas empresas, que se basa en el uso de oficinas virtuales en grandes capitales como Madrid, convirtiéndose en una alternativa eficaz frente al alquiler o compra de oficinas tradicionales.

Muchos factores, más allá de los económicos, están contribuyendo a la transformación del panorama de la pequeña empresa. Sin lugar a dudas, la innovación tecnológica que se consigue a través de una oficina virtual, ayuda a los pequeños empresarios a aumentar la productividad, la comunicación y la eficiencia en todos los ámbitos.

Por otro lado, los valores culturales de las nuevas generaciones que se incorporan al mundo laboral también han tenido un fuerte impacto en este cambio. Esta generación valora el equilibrio en la conciliación de la vida laboral y la vida personal. Una oficina virtual permite una gran mejora en este aspecto, ya que el trabajo a distancia y contar con una domiciliación fiscal y secretaria virtual, evitan las pérdidas innecesarias de tiempo y dinero en desplazamientos y transporte.

Los entornos virtuales se están convirtiendo en la gran solución para los emprendedores que quieren proyectar una imagen consistente de sus negocios. Porque contar con una dirección comercial en un centro estratégico, que las llamadas que recibe tu empresa sean contestadas por un equipo de profesionales preparado, y tener disponibles espacios de calidad para reuniones y recepción de clientes es importante para fortalecer su actividad comercial. Desde OFFICE Madrid, apostamos por apoyar al pequeño y mediano empresario, proporcionando una solución óptima en servicios de oficina virtual para las PYME’s.

Share This