Tras la desconexión que supone cualquier período de vacaciones llega la tarea más dura de todas: la vuelta al trabajo. En el caso del verano, tras un plazo de tiempo más largo, supone mucha más dificultad para la mayoría de los trabajadores. Para conseguir llegar con buen pie y animado a la rutina, no te pierdas estos consejos que te traemos desde Office Madrid:

1. Hay que concienciarse de que cualquier tiempo de relax ha sido provechoso para toda nuestra persona, a nivel físico y mental, aparte de que no todos pueden disfrutar de días libres en verano, lo que nos tiene que ayudar a valorarlas. Aparte, si volvemos al trabajo quiere decir que también disponemos de empleo lo que, teniendo en cuenta los tiempos actuales, hemos de valorar como algo positivo.

2. Muchos profesionales recomiendan adaptarse poco a poco de nuevo a la rutina, por lo que es mejor no regresar de las vacaciones el último día. De esta manera retomaremos nuestros horarios habituales y al cuerpo no le supondrá un esfuerzo tan brusco. Un ejemplo negativo regresar a casa el último domingo antes de trabajar al lunes siguiente.

3. Hay que contemplar la vuelta al trabajo como una nueva etapa y no una continuación de la anterior. Intenta proponerte nuevas metas o haz sugerencias a tus superiores para que vean que has vuelto con ganas de seguir adelante, lo que conseguirá que te sientas motivado. El reorganizar el espacio de trabajo también te puede ayudar a ello: cambiar los elementos del escritorio, nuevas fotografías, etc…

4. Aunque parezca sencillo, planificar los primeros días es clave, ya que hay que cuidar e intentar mantener las horas de sueño recomendadas por expertos así como mantener una rutina de actividad física desde el primer día. De esta forma los primeros días supondrán un beneficio para nuestro cuerpo y, en consecuencia, para nuestro propio trabajo.

5. En la misma línea, hay que intentar cuidar y establecer nuevas relaciones profesionales con los compañeros de trabajo, ya que mantener un buen ambiente de trabajo es uno de los pilares para facilitar las labores de todo el mundo. De ello depende buena parte el espacio de trabajo en el que desarrolles tu actividad. Por ejemplo, en Office Madrid apostamos por el movimiento y por ello disponemos de diferentes servicios de alquiler de salas y despachos que te permiten facilitar tu trabajo y hacerlo más flexible y agradable.

6. A pesar de volver a la rutina se pueden seguir realizando aquellas actividades que nos interesan, como es el caso de los hobbies personales. Ello nos permitirá mantener elevada la autoestima y sentirnos realizados no sólo a nivel profesional sino también propio.

Share This