descanso en la jornada laboral

La importancia del descanso en la jornada laboral

Toda jornada laboral implica un esfuerzo, tanto físico como mental, lo que conlleva a exponernos a altos niveles de fatiga o estrés si no se descansa lo suficiente. El sueño es un factor clave para responder en nuestro día a día, no dormir adecuadamente no solo acarrea problemas físicos, sino que también afecta psíquicamente. Dormir no es solo descansar, las horas de sueño también se encargan de activar procesos que permiten el correcto funcionamiento de nuestro organismo y en especial de nuestro cerebro.  Descansar nos ayuda a mantenernos concentrados, y por ello también es importante hacerlo durante nuestra jornada laboral.

El beneficio de hacer pautas de descanso en el trabajo nos permite estar mucho más interesados en nuestras tareas, además, no solo potencian nuestra parte creativa, sino que, también nos permite ser más resolutivos. En ocasiones, el trabajo acaba resultando estresante, siendo un error muy común el pensar que no tenemos tiempo suficiente para despejarnos.

Para evitar esto, es importante tener en cuenta que, a pesar de trabajar en casa, en un coworking en Madrid o en una oficina habitual debemos seguir una metodología que nos ayude a mantener un equilibrio entre la carga de trabajo que haya y el descanso tanto formal como informal que nuestro cuerpo y mente necesita.

¿Qué entiende la ley sobre el descanso en la jornada laboral?

El derecho a los descansos durante la jornada laboral los recoge el estatuto de los trabajadores, este gestiona las relaciones laborales de los trabajadores por cuenta ajena y dicta unas normas mínimas que deben cumplirse para que el trabajo sea digno. Algunos de los puntos del estatuto sobre los descansos son:

  • Entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente mediarán, como mínimo, doce horas.
  • Cuando la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un período de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos. Este período se considerará de tiempo de trabajo efectivo cuando así esté fijado o se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo.
  • Cuando la duración de la jornada diaria continuada exceda de cuatro horas treinta minutos, los trabajadores menores de 18 años, tendrán un período de descanso de una duración mínima de treinta minutos.
  • Los trabajadores tendrán derecho a un descanso mínimo semanal, acumulable por períodos de hasta catorce días, de día y medio ininterrumpido que, como regla general, comprenderá la tarde del sábado o, en su caso, la mañana del lunes y el día completo del domingo.
  • La duración del descanso semanal de los menores de 18 años será, como mínimo, de dos días ininterrumpidos

Beneficios del descanso dentro de la jornada laboral

Como ya hemos visto, tomarnos un descanso en nuestra jornada de trabajo no solo es un derecho, si no una necesidad básica que a parte de mejorar nuestra salud también lo hará en nuestro rendimiento resultando ser un beneficio para la propia empresa. Algunos de los beneficios que nos aporta son:

  • Ayuda a despejar la mente:

Tomar un descanso ayudará a que la mente se relaje, se despeje y recargue la energía que necesita. Además, si es en compañía, nos permitirá socializar siendo una de las mejores formas de evadirnos de nuestras tareas.

  • Reduce el estrés

Un descanso a tiempo, no solo logrará despejar nuestra mente si no que nos ayudará a reducir los niveles de estrés y de agobio que se nos presentan en nuestro día a día. El estrés es uno de los factores más comunes dentro de cualquier trabajador, sin embargo, en cada descanso los niveles de estrés bajan lo que permite volver con más energía, mayor concentración y mucha más tranquilidad mental.

  • Aumenta la productividad

Hay estudios que indican que una vez pasados los 50 minutos de trabajo, la concentración comienza a disminuir. Por ello es importante que pasadas unas horas nos tomemos unos minutos en recuperar la concentración necesaria para desempeñar nuestras labores.

¿Cómo aprovechar los descansos de manera efectiva?

  • Realizar estiramiento

Hacerse un buen estiramiento (especialmente en el cuello y la espalda) ayuda a que el oxígeno fluya, algo que agradecerá nuestro cerebro y nos hará estar más lúcidos.

  • Dar un paseo y desconectar

Levantarte y moverte físicamente puede hacer maravillas con tu creatividad. Un cambio de escenario puede ayudarte a generar nuevas ideas y proyectos que en tu centro de trabajo no surgían.

  • Comer para rendir

Tu cerebro también necesita combustible para poder rendir al máximo. Por lo tanto, tomar un almuerzo es fundamental, así como estar bien hidratado.

En Office Madrid disponemos de salas comunes donde podrás tomarte un café y poder despejar la mente. Además, aparte de ofrecer servicios como el alquiler de despachos en Madrid, también ofrecemos espacios donde poder fomentar el networking, evadirnos de nuestras tareas laborales y recargar las energías de forma que resultemos más productivos.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin