Cuando un profesional decide emprender una aventura empresarial, la partida de gastos -dentro de su plan de negocios- es una de las más importantes a controlar. Los gastos fijos asociados al espacio donde desarrollará su día a día se convierten en uno de los puntos más importantes a supervisar para conseguir que los resultados sean lo más satisfactorios posibles. El alquiler de un despacho en un centro de negocios puede ser el punto de partida más rentable para un emprendedor sin necesidad de tener que dar el salto a la compra de un local.

Ventajas de alquilar un despacho por horas

A la hora de elegir un despacho óptimo para alquilar, se debe optimizar al máximo la inversión. Para ello, el emprendedor deberá hacer una gestión óptima de sus horas de trabajo. Con esta asignación de tiempo, se puede plantear el hecho de alquilar un despacho por horas. Además, hay que tener en cuenta que existen centros de negocios que están preparados para – más allá de alquilar por horas, días, semanas – ofrecer una serie de servicios complementarios que benefician a los profesionales en el ejercicio de su actividad y se adaptan perfectamente a sus necesidades.

Arquitectos, abogados, psicólogos… todos aquellos profesionales que necesitan un espacio adaptado a la peculiaridad de sus necesidades (recibir a un paciente en despacho con ambiente cálido, cerrar reuniones para exponer un proyecto, etc), pueden valorar la opción de alquilar un despacho amueblado y equipado con todas las comodidades y en localizaciones estratégicas como el centro de Madrid.

Una de las grandes ventajas asociadas al arrendamiento de despacho a profesionales, es que aporta adaptabilidad al negocio, ya que permite adecuar el espacio al crecimiento de la empresa. De esta manera, si el emprendedor ve crecer sus necesidades, puede acceder a otras instalaciones de manera rápida y sin grandes contratiempos, sin ahogar el crecimiento del negocio y encontrando un espacio que crezca con el empresario.

Otra de las mayores ventajas de alquilar un espacio de trabajo en forma de despacho, es que muchos proveedores ofrecen contratos de alquiler muy flexibles: por horas, días, semanas…que permiten optimizar al máximo las necesidades del profesional.

Por tanto, alquilar un despacho es una oportunidad de rentabilidad para el emprendedor gracias a: la adaptabilidad del tiempo y el espacio y la baja inversión inicial que se necesita para comenzar a ejercer la actividad comercial.

Desde OFFICE Madrid, damos la posibilidad de alquilar despachos con una completa cartera de servicios complementarios: acceso 7 /24, mobiliario a estrenar, teléfono exclusivo, emisión y recepción de llamadas, seguros, limpieza, domicilio fiscal y comercial, atención personalizada de visitas, línea de alta velocidad, amplias zonas comunes, kitchen office… Además, de cara al verano, te ofrecemos la posibilidad de disfrutar de tu despacho gratis durante los meses de julio y agosto y empezar a pagar en septiembre.

Share This